Carnicería punk: es un centro cultural independiente, una carnicería de barrio inserta dentro de unos block social en pleno Santiago centro, que ha sido intervenida sin modificar su estética de carnicería, para realizar los talleres literarios, presentación, lanzamientos de libros, lecturas poéticas, etc.

Editorial Moda y Pueblo: somos una editorial independiente, trabajamos a partir de la fotocopia y corchetera; ediciones limitadas y enumeradas que buscan ser vendidas a bajo precio y rescatar el concepto estético de fetiche del libro por medio de diseños de libros objetos, es decir reivindicar desde la cita comercial, al libro como un objeto único de arte, inclasificable e inencontrable.

lunes, 5 de noviembre de 2007

Mañana me voy

Por: Francisco Villarreal

Mañana me voy de este lugar, ya no quiero estar más acá, todo se muestra oscuro, decadente, tan pasado, tan ido, y eso me da vértigo, me marea y las ganas de expulsarlo todo se hacen sentir tan fuertes que me provocan espasmos. Tengo que irme, si no lo hago temo acostúmbrame a esas sensaciones, temo que se conviertan en miedo, eso sería terrible, todo acostumbramiento es terrible. O me quedo o me voy, es quedarme o dormir por un buen tiempo, y simular que vivo, me tengo que ir antes de comenzar a pensar que eso es mejor a despertar, aunque no sé si eso sea lo que quiero, pues ya no queda nada a que escribirle, nada y nadie, ni siquiera a mí mismo, ya no queda nadie y eso es miedo y mentira, porque al final siempre se trata de mí, aunque seas tú a quien le escribo, se trata de mi dolor, de mi deseo, de mi desesperación, hago como si ese dolor pasara por ti, por el hecho de no tenerte, por lo fatídico de no sentirte, por aceptar la realidad de que no estamos hechos para cruzar las calles de esta ciudad tomados de las manos, hago como que ese deseo se debe a ti, al deseo de cumplir la fantasía de poseerte, de tenerte en un baño público, a la aspiración de amasar nuestras lamidas bajo el altar de una iglesia, al explotar afuera del trabajo de tu papá y que él nos vea y que a él le guste, como a mí me gusta, hago como si eso me desesperara, como si fuera algo de vida o muerte, como si fuera una especia de ultimátum divino, pero no se trata de ti nunca se trató de ti, sé que no hay que decir nunca tampoco jamás ni muchos menos para siempre, pero al diablo con esos absolutismos que se disfrazan con los harapos de la relatividad, yo siempre siempre te dije que nunca nunca jamás jamás podría odiarte, y lo cierto es que ahora lo hago un poco, pero es sólo un poco, lo suficiente como para poder creer que me voy de aquí y que eso no se trata de ti. Este lugar me marea y yo sé por qué lo hace, no es esta pieza, no es esta casa, sino los recuerdos que lo impregnan todo, es mi memoria y por eso puedo creer un poco, aunque sea sólo un poco, de que no se trata de tu ser, sino del mío, y por eso la necesidad de irme, por eso el vértigo, la oscuridad y las ganas de expulsarlo todo, de tirarlo todo por la ventana, esa ventana deforme que tanto te gustaba, que tanto rozabas, que tanto besabas, tirar todas las cosas, todos los recuerdos, y yo con ellos, por eso decidí que sea mañana el día de irme, de correrme de este lugar, por que estoy seguro de que mañana no se tratará de ti.

3 comentarios:

alec dijo...

Me parecio realmente grandioso el escrito. Ojalá que al otro día no se haya tratado de esa persona.
Un beso.



ale[c]

FraYeR dijo...

:)

Filmosonic XL dijo...

uy